QUÉ LE DECIMOS A NUESTRA MENTE?

Todos creemos, sabemos o hemos oído que nuestra mente es muy poderosa.
Hemos estado en contacto con el famoso libro que nos revelaba un Secreto escondido pero no taaan secreto…. “El poder de nuestra mente”.

El pasado año escolar confieso que tuve problemas con las matemáticas de segundo grado… Sí, sumar, restar y multiplicar se me hicieron difíciles.
Y digo a mí, por que por un momento en el año no supe cómo hacer que mi hermosa Princesa las entendiera. Y como consecuencia, ambas pasamos por momentos frustrantes y de estrés.

Un día, a mitad de año, buscando ayuda, tips para enseñar las benditas operaciones sin matarnos en el intento… (Lo confieso!! Soy humana y el proceso de entiende por el amor de Dios se me dio muy mal…. Más de una vez llegué a querer aventar el cuaderno por la ventana) encontré una frase que me llamó poderosamente la atención.
Decía algo así como…. “No le digas que se cuide, dile que se divierta”. Y dije ahhh??? Cómo pueden recomendar esto?? En estos tiempos? Que no se cuide?
Así que entré al link dispuesta a comentar, compartir y aletar sobre semejante recomendación.
Y quedé con el ojo cuadrado… Me hicieron recordar algo que se me había olvidado!!!  En el colegio, así como en cualquier sitio, había que divertirse.

Lo que decía esta gran sugerencia era que dejemos de transmitir ansiedad y tensión. Sugería que en lugar de despedirnos de nuestros bebés amados con un “cuidate” (energía negativa / tensión) les digamos “diviértete” (energía positiva / distensión).

Y si pues, más allá de cualquier situación que se viva, si salimos a enfrentarla “teniendo cuidado” de las cosas malas que se vienen, “protegiéndonos” de aquello que nos puede afectar” o “previniendo” todas aquellas situaciones difíciles; salimos cargados de tensión. Y digo salimos por que hablo del primer momento, el primer contacto en el día con nuestras responsabilidades (trabajo, estudios).

Hagamos el ejercicio…. Cierra los ojos por unos minutos y sólo piensa en cómo te divertirás haciendo lo que te gusta. Concéntrate, enfócate y siente la tensión en cada uno de tus músculos… Piensa en la parte bonita de lo que se te viene y anda relajándolos… Uno a uno, sonrisa tras sonrisa. Sentirás un cambio inmediato…!!!

A partir de ese día, mi hermosa Princesa no se va de casa sin hacerla pensar en cómo se va a divertir, a qué va a jugar y hasta qué travesura le hará a su Miss favorita (de las buenas, claro). Ella ya no se va a la guerra, se va a divertirse y aprender en el proceso.
Así finalizamos el año y pasamos de las pesadas mates a unas un poco más relajadas.

Y otra confesión, se va sonriendo y feliz… Y su sonrisa se queda conmigo para hacer del resto de mi día un lindo día.

Eso recordé, y hoy que nuestros peques empiezan otro año de nuevos retos quise compartirlo.
Ojalá les sirva y tengamos más energía positiva andando por ahí.

Nos leemos… Diviértanse con lo que se viene y si pueden nos comparten sus experiencias..
Un abrazo, @Aixs

P.d. el “cuidate” va para otro momento del día… 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s